viernes, 26 de febrero de 2010

Life is short

- Lamento todo lo que te dije, no te lo merecías.
- Los días oscuros vienen solos, no pasa nada, no fue tu culpa.
- Pero lloraste.

La calle en calma, y el corazón en un puño. Le quiero demasiado, demasiado. Me abrocho la cazadora y le miro detenidamente, como si se fuera a diluir delante de mí. ''Intenta mantener la cabeza fría'', me digo, recordando las cosas que siempre me dicen que tengo que hacer. Pero no es el día… vuelvo a renunciar al mundo prefabricado en el que todos hacen lo mismo. Sí, creo que sí.

Cierro los ojos y comienzo a cantar muy muy alto una melodía dulce que me engancha por dentro. Me lo pienso mejor, le miro una vez más, y le abrazo, con una sonrisa tan real que habría dado miedo a toda esa gente tan infeliz.


1 comentario:

  1. Amor, tu si que eres fantástica!! Te quier con locura locura :)

    ResponderEliminar